Albóndigas en salsa de tomate agridulce

 

Ingredientes: carne picada de pollo, sal y pimienta. Cebolla y pimiento verde. Salsa de tomate (si es de lata, yo uso Hida), caldo de pollo (se puede sustituir por agua), zumo de limón, salsa de soja, miel, sudani o un poco de cayena, pimienta (probablemente blanca).

Modo de hacerlo: Se añade sal y pimienta a la carne picada y se van haciendo pequeñas albóndigas (conviene que la carne esté fría porque así es más fácil hacer las albóndigas).

En una olla amplia se refríe la cebolla cortada en trozos no demasiado pequeños y se retiran cuando todavía están enteros. Se hace lo mismo con el pimiento.

En la misma olla se mezclan el tomate y los demás ingredientes. Se prueba y se rectifica, debe quedar fuerte y sabroso. Se le añade un poco de caldo o de agua y se pone a cocer.

Se van echando las albóndigas una a una en la salsa de tomate y se dejan cocer durante unos 30 mn para que las albóndigas (que no se han frito previamente) se hagan bien.

En el último momento (para que queden crujientes) se añade la cebolla y el pimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *